Somolinos (Guadalajara)

Restauración Geomorfológica Minera en Somolinos (Guadalajara)

Mina El Machorro (Poveda de la Sierra, Guadalajara)

Extendido de suelos, previa retirada, sobre un relieve reconstruido en la mina El Machorro (Poveda de la Sierra, Guadalajara). Foto Ángel Moya

Restauración Geomorfológica Minera

La restauración geomorfológica de espacios afectados por actividades extractivas ―o Restauración Geomorfológica Minera (RGM)―,es una aplicación moderna de la ciencia geomorfológica que está dirigida al diseño y reconstrucción de geoformas similares a las ‘naturales’ en lugares transformados por la minería en superficie ―también denominada “a cielo abierto” o a “tajo (o rajo) abierto”―. Todo ello como solución novedosa y eficiente para las fases de remodelado topográfico y de movimiento de tierras de las restauraciones mineras, aplicable a explotaciones abandonadas, inactivas, activas y futuras. En este contexto, la RGM puede considerarse como una fase esencial de un proceso más completo de Restauración Ecológica de esos espacios: “proceso de asistir a la recuperación de ecosistemas que han sido degradados, dañados o destruidos” (SER).

¿Por qué la Restauración Geomorfológica (RG)  es clave en espacios afectados por actividades mineras?

Si bien la restauración geomorfológica es útil en cualquier espacio transformado por movimientos de tierras, su aplicación es especialmente relevante en la minería a cielo abierto, dado que:

(1) esta actividad transforma drásticamente el relieve, afectando no sólo a la vegetación o al suelo, sino también al subsuelo, y cambiando radicalmente los patrones de drenaje de las aguas superficiales y subterráneas;

(2) a pesar de esa perturbación ‘severa’, las restauraciones mineras permiten la reconstrucción completa de nuevas geoformas (y de paisajes y ecosistemas) en los terrenos afectados a diferencia, por ejemplo, de otras actividades humanas que mueven tierras, como las infraestructuras lineales o los desarrollos urbanos, donde las posibilidades de reconstrucción topográfica son más limitadas.

En este contexto, la Geomorfología, como ciencia que aborda el estudio de las formas de la superficie terrestre y de los procesos que las generan y las modifican, proporciona el conocimiento necesario para determinar qué formas del terreno son las más adecuadas para restaurar cada escenario minero.

Objetivos de la RGM 

Esta disciplina, científica y profesional, reproduce formas del terreno similares a las que se desarrollarían, de forma ‘natural’, para los materiales (sustratos o estériles) y el contexto climático y fisiográfico (relieve, suelos y vegetación) que caracterizan el espacio afectado por la actividad extractiva objeto de actuación. Y una vez interpretadas e identificadas esas geoformas, se diseñan y se construyen. En definitiva, se trata de reconstruir, por ejemplo, cuencas hidrográficas, con valles e interfluvios. Es decir, una red de drenaje de cursos fluviales, como ríos, arroyos, barrancos o vaguadas, separados por lomas y laderas divisorias, de perfiles sigmoides. Pero no únicamente, ya que también se pueden diseñar y reconstruir escarpes o cantiles rocosos, dunas, morrenas, canchales..., y en general, todo tipo de relieves que sea procedente restituir en la superficie terrestre continental, muy similares en apariencia y funcionamiento a los del paisaje circundante al espacio afectado por la minería.

Restauración Geomorfológica Dinámica: restitución de procesos mediante el diseño y reconstrucción de geoformas

Aunque pueda parecer que el principal objetivo de replicar geoformas ‘naturales’ en espacios afectados por actividades mineras tiene un propósito ‘estético’, el fin último, sin embargo, es restituir ecosistemas y paisajes funcionales y autosostenibles. Es decir, restablecer una estabilidad geomorfológica e hidrológica en los terrenos restaurados. Pero una estabilidad ‘dinámica’, dado que nada es completamente estático en la superficie terrestre. Así, las zonas restauradas mediante la RGseguirán produciendo escorrentía y sedimentos, pero de forma similar a los de su entorno, a como lo hacían esos mismos terrenos con anterioridad a la actividad minera, o en los valores que se determinen más adecuados desde un punto de vista ecológico. Todo ello permite desactivar uno de los procesos que más habitualmente bloquea el desarrollo de los ecosistemas restaurados en minería, el efecto erosivo de la escorrentía, y activar procesos que propician el desarrollo edáfico y vegetal.

Ventajas de la RG

A partir de lo descrito, se podría interpretar que el principal inconveniente de la RGM será su coste y su dificultad técnica. Sin embargo, el gran número de empresas mineras y administraciones que lo están asumiendo a nivel mundial no sólo demuestra que es viable, sino que tiene claras ventajas económicas, dado que el objetivo prioritario es reproducir formas estables ante la erosión o ante los procesos gravitacionales. Con ello, se minimizan, y en muchos casos se eliminan totalmente, los gastos derivados del mantenimiento de las superficies restauradas convencionalmente (plataformas, laderas uniformes, terrazas, bermas o drenajes de obra). Otra fuente de ahorro se produce en el transporte de materiales, o en el uso de estructuras y materiales artificiales (como bajantes de hormigón o rip-raps), dado que en la RG las nuevas formas del terreno se construyen únicamente con los sustratos o estériles mineros disponibles. Pero además de las ventajas económicas, este enfoque permite obtener, simultánea y adicionalmente, beneficios sociales, ecológicos y paisajísticos, en tanto se maximiza el potencial productivo de las zonas restauradas y su biodiversidad, así como su integración visual y estética con el entorno, y por tanto, la aceptación social de la actividad. En definitiva, se promueve la mayor sostenibilidad posible de los terrenos que han tenido una ocupación temporal por parte de la actividad extractiva, favoreciendo y potenciando otros usos, y la provisión de nuevos servicios por parte de los ecosistemas reconstruidos. 

La RGM en el contexto global actual

El concepto de RGM se empezó a generalizar, sobre todo, a partir de la restauración de grandes minas de carbón a cielo abierto en el estado de Nuevo México, Estados Unidos, a partir del año 2000. Desde entonces, este enfoque (Geomorphic Reclamation on Mined Lands) está ganando gran aceptación a nivel mundial, por las ventajas que conlleva. A este respecto, cabe destacar la celebración de varios foros específicos sobre RGM en Estados Unidos en 2006, 2009 y 2013, cuyos programas aparecen a continuación:

El foro de 2014 en Nuevo México sobre avances en restauración geomorfológica en minería de carbón

Como evento internacional más reciente relacionado con la RGM, del 20 al 22 de mayo de 2014 tuvo lugar en Albuquerque, Nuevo México, el foro sobre Advances in Geomorphic Reclamation at Coal Mines, organizado por la Office of Surface Mining, Reclamation and Reinforcement (OSMRE), del Departamento de Interior de Estados Unidos.

  • Para acceder al programa de este congreso, pinche aquí.

Nuestro grupo tuvo una presencia destacada en dicho foro, en el que se presentó la comunicación: Examples of geomorphic reclamation on mined lands in Spain. From pioneering cases to the use of the GeoFluvTM method.

  • Para acceder al pdf de la presentación de dicha comunicación, pinche aquí.
  • Para acceder al texto que resume dicha intervención, pinche aquí.
  • Para acceder a un resumen gráfico del foro, con imágenes de las restauraciones geomorfológicas visitadas, pinche aquí.

A su vez, Nicholas Bugosh presentó el trabajo: Bugosh, N. and Epp, E. 2014. Evaluating Sediment Production from Watersheds at La Plata Mine In: 2014 OSM National Technical Forum - Geomorphic Reclamation at Coal Mines, Albuquerque, New Mexico, May 20-22. Office of Surface Mining, Reclamation and Reinforcement (OSMRE), Department of Interior, United States. Para acceder al pdf de dicha comunicación, pinche aquí.

La OSMRE de Estados Unidos ha integrado todos los contenidos (programas, papers y presentaciones) de sus eventos relacionados con la Restauración Geomorfológica en una única página web, a la cuál puede acceder pichando aquí